Idioma:

Investigación

La investigación en BFI se planifica estratégicamente cada año, para abordar los problemas de conservación y los objetivos de sostenibilidad, siempre priorizando la salud del entorno natural en el que se encuentra BFI. Puede obtener más información sobre algunos de nuestros proyectos de investigación haciendo clic aquí: 

– La Reserva Privada de Vida Silvestre CERRO BATIPA.

– La Península Batipa.

– El Corredor Biológico Altitudinal de Gualaca.

– Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí.

– El Corredor Meso-americano

 

La península de BATIPA es un territorio de 4.000Ha rodeado por 2.000 de manglares. Además de esto, 2.000Ha están cubiertas de bosques y de estos, 600Ha son hábitat prístino, para la fauna endémica. La ganadería en sistemas rotativos silvopastoriles está integrada en el manejo de la tierra en BFI. Se han restaurado unos 15 “corredores de conectividad interna” que facilitan la circulación, desde el área de reserva a los manglares. La vida silvestre utiliza los suelos de sembradíos de teca y el bosque virgen, para fines de alimentación, lo que sugiere el buen manejo de la tierra, para conservar la biodiversidad.

La misión de BFI es contribuir a una gestión sostenible de la tierra y los recursos naturales, a través de investigaciones que conduzcan a publicaciones y presentaciones, en conferencias y eventos profesionales. Puede obtener más información sobre nuestras actividades de investigación en los últimos años visitando el sitio web de la Universidad Tecnológica OTEIMA (http://www.oteima.ac.pa/)

Batipa Field Institute y la Universidad Tecnológica OTEIMA consideran que la investigación es uno de los fundamentos de todos sus programas educativos. Por esta razón, su relación está fuertemente vinculada y considerada indispensable, para preparar a los estudiantes con disciplina y excelencia. Cabe señalar que los resultados de la investigación se comparten en la producción y transferencia de nuevos conocimientos, respondiendo así a las necesidades de los contextos locales, nacionales y latinoamericanos. Compartir y emplear este conocimiento puede llevar a nuevos emprendimientos, donde la forma en que nos relacionamos, con nuestro medio ambiente puede mejorar la calidad de vida y los ecosistemas.