Idioma:

Historia

Batipa Field Institute (BFI) es una propiedad de 2000 hectáreas ubicada en la península de BATIPA. Es un sitio valioso por su rol potencial en la protección y preservación de la biodiversidad, que realiza esfuerzos de conservación como los que ya se llevaron a cabo en el Parque Nacional del Golfo de Chiriquí, el Corredor Altitudinal de Gualaca y el Corredor Mesoamericano. Los incentivos fiscales junto con la promulgación de la Ley de Reforestación, alentaron la compra de BFI en 1995, con la intención inicial de comenzar una plantación de árboles de teca (Tectona grandis).

Posteriormente, el proceso inicial de silvicultura se completó con la cría de ganado en sistemas silvopastoriles, para mejorar la productividad agrícola de BFI y su eficiencia económica. La conservación del Cerro BATIPA, que es un hábitat de vida silvestre prístina de 635 hectáreas ha logrado y demostrado una integración efectiva de la agricultura, con un éxito tangible en la preservación de la biodiversidad. Esta área está conectada a la 2000Ha de los manglares circundantes, a través de corredores de vegetación natural y puentes ecológicos.

Dos organizaciones fueron fundamentales para determinar la creación del Batipa Field Institute, la Universidad Tecnológica OTEIMA, una institución privada de educación superior ubicada en David, y el Santuario Alouatta, dedicado al rescate y rehabilitación de la vida silvestre (primates), ubicada en Chiriquí. En cooperación conjunta, estas instituciones comparten el objetivo de mejorar la educación, en apoyo a la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales.

En la actualidad, BFI ha desarrollado instalaciones y logística para acoger a turistas o estudiantes, locales o extranjeros, ya sea para turismo, recreación al aire libre o para experiencias educativas, a través de una variedad de cursos académicos, incluidos proyectos de investigación.